"La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira"



En una epoca de engaño Universal decir la verdad se convierte en un acto Revolucionario

domingo, 23 de julio de 2017

Devolver el dinero de las urnas sí, el de la corrupción no.



 
El Tribunal de Cuentas no ha tardado en abrir un procedimiento por el cual se exigirá a Mas, el ex presidente catalán, el pago de los más de cinco millones de euros que le costó al erario público  la consulta que celebró.
 

Y en otro auto, de la que es responsable la consejera del órgano de fiscalización Margarita Mariscal de Gante, insta al nombramiento de un delegado instructor para que, de acuerdo con la ley, requiera a los presuntos responsables de aquel acto ilegal para que depositen el importe de lo gastado irregularmente, además de los intereses correspondientes.
 
 
  En caso de no abonar esa cantidad o una fianza que la cubra, serán apercibidos de embargo de sus bienes y cuentas corrientes.


 En su auto, Mariscal de Gante, considera que en la denuncia interpuesta se identifica «de manera suficientemente precisa unos hechos de los que pudiera haber derivado un daño a fondos públicos generador de responsabilidad contable.

 
Margarita Mariscal de Gante, fue diputada por el PP, ministra de Justicia en el primer Gobierno de José María Aznar y es hija de Jaime Mariscal de Gante, que fue durante el franquismo magistrado del Tribunal de Orden Público. No solo los estibadores "heredan"los puestos de trabajo.


Tiene delito que después del saqueo al que nos hemos visto sometidos, sea a Más el primer cargo político al  que se le haga pagar de su propio peculio los excesos, pero si esto se convierte en norma, bienvenido sea. Parece que con la ley en la mano se puede conseguir que paguen de su bolsillo todos aquellos que hayan provocado"un daño a los fondos públicos".
 

Así que se me ocurre que pueden empezar por ejemplo a instar a que Montoro y gobierno de Rajoy paguen de su bolsillo todo lo que nos han detraído y le han ahorrado a esos afortunados con grandes fortunas por una ilegal amnistía fiscal.
 

Pueden continuar haciendo responder con su patrimonio a los responsables de la estafa de Castor y del aeropuerto de Ciudad Real.
 

Lo mismo tienen que hacer con esos alcaldes que malversaron  dinero público en comilonas, "volquetes de putas" etc.  obligarles a responder con sus propiedades.
 

En la misma línea se manifiesta el fiscal Maza "La Fiscalía perseguirá la compra de urnas aunque sea encubierta" ya que a su juicio constituiría un delito de malversación. Avisa .
 

El fiscal Maza tan diligente en este caso, defendió al fiscal Moix, incluso después de tener que dimitir. y acaba de ascender al responsable de la Fiscalía de las Palmas que le abrió una investigación en 2015 a Victoria Rossell, Guillermo García-Panasco, Después de que el TS le reprochase que vulnerara los derechos a un justo proceso de la Sra. Rosell.
 

Si actuasen con el mismo rigor ante la corrupción, este país no estaría infestado de indeseables en los centros de poder. Pero parece que robar, malversar y estafar no pone en peligro la democracia, las urnas sí.
 
 
 
 

sábado, 22 de julio de 2017

La guerra sucia del gobierno español contra la democracia venezolana

 
La política española se nos presenta siempre llena de paradojas, simulacros y sobreactuaciones. Muchas de ellas son puestas en escena para tratar de convencer a los súbditos españoles de que además de utilizar las administraciones para lucrarse se ejerce algo parecido a lo que en otros sitios se conoce como gestionar lo público y defender los intereses nacionales.
Pero cuando se analiza, incluso superficialmente, la política exterior en relación a Venezuela, nos encontramos con tal cantidad de incongruencias y sinsentidos que sólo cabe pensar que hay un guión previo escrito y/o encargado desde fuera, o lo que viene a ser lo mismo, que nuestra política exterior está subordinada a los intereses del imperio estadounidense ¿Cómo explicar si no que el ministro de Asuntos Exteriores dé validez a un plebiscito organizado por la oposición venezolana sin ningún tipo de garantías y sin respaldo del Consejo Nacional Electoral, sin censo electoral, con la quema posterior de los votos, con observadores que reconocen haber cobrado de los convocantes, etc. al mismo tiempo que el gobierno español declara ilegal la consulta catalana? ¿Cómo explicar que, estando el gobierno venezolano y su presidente reconocidos como legítimos por el Estado español, el Sr. Dastis, ministro de asuntos exteriores, declare que “no es una democracia”? ¿Cómo interpretar que tras la entrevista con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, afirme que “hay que seguir aumentando la presión para que Venezuela vuelva a ser una democracia”1?
Cualquier persona sensata podría aplicar un sencillo cuestionario que le ayudara a entender que en Venezuela se libra una de las batallas más importantes de una Guerra Mundo liderada por EEUU, y que el gobierno español no es sino un vasallo servil al servicio de la lógica imperialista. Sin duda, primero tendría que hacer un esfuerzo de desintoxicación informativa para que lo evidente no quedara neutralizado por la propaganda mediática que ingerimos diariamente. Pero en realidad bastaría con aplicar a los medios de comunicación masivos los mismos criterios y sospechas que tenemos sobre ellos cuando dan noticias sobre nuestro propio país. Veamos cuál sería este cuestionario:
1.- ¿A qué se debe que la potencia bélica más grande del mundo (800 bases militares distribuidas por todo el mundo, el presupuesto militar más alto del planeta, 200.000 soldados desplegados en 100 países)2 declare con un decreto ejecutivo que Venezuela es una “amenaza inusual y extraordinaria”, un país que no tiene bases militares fuera de su territorio y su ejército ocupa el puesto 62 en el ranking mundial?
2.-¿Qué recursos naturales y morales posee Venezuela que la convierten en una amenaza para el imperio y sus socios?
3.- Si Venezuela es una dictadura cómo es que desde que Chávez ganó la presidencia (1999) se hayan celebrado más 20 elecciones, el Centro estadounidense Carter, que actúa como observador en procesos electorales, haya reconocido su sistema electoral como uno de los más limpios y transparentes del mundo, que el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro ocupe un puesto destacado en las principales Comisiones de Naciones Unidas donde se necesita ser elegido por votación (Venezuela tiene el mandato simultáneo de siete Comisiones incluida la presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU hasta el 2018).
4.- Sólo en enero de 2017 se registraron en México 1.938 homicidios3, de marzo de 2016 a marzo del 2017 fueron asesinados en Colombia un total de 156 líderes sociales y defensores de derechos humanos4; a qué se debe entonces que los medios masivos sólo hablen de la violencia en Venezuela y que el ministro de asuntos exteriores español diga que la situación en Venezuela es insostenible?
5.- Si la situación en Venezuela es tan insostenible cómo es que su tasa de emigrantes es la más baja de américa latina (0,4% frente al 11,8% de México por ejemplo), la tasa de desempleo esté en el 6% (en España es del 20,9%), que junto con Cuba Venezuela sea el país menos desigual del continente (España es el país más desigual de la OCDE), que no haya personas desnutridas (En España la población en riesgo de pobreza es del 28,3%), que la mortalidad infantil se encuentre por debajo de la media regional y que no haya periodistas asesinados ni desapariciones forzosas?5
Cuando intentamos responder a estas cinco preguntas la primera conclusión es que los ataques actuales del gobierno español a Venezuela tienen otras razones distintas a las esgrimidas públicamente y que dichas razones están lejos de cualquier interés por la paz o la mejora de las condiciones de vida del pueblo venezolano.
Hasta hace poco, el tema venezolano había formado parte de la política interna nacional. El show electoral español ha condicionado la agenda de todos los partidos políticos del espectro tanto de derechas como de izquierdas. Así, una vez consolidada la criminalización mediática, Venezuela ha sido un arma arrojadiza para acusar de populistas, radicales y autoritarios a Podemos, pero también para éstos ha sido un lastre incómodo del que tratar de zafarse continuamente en aras de una razón instrumental de dudoso calado moral. La mayoría de los partidos políticos de ámbito nacional con opciones electorales se han posicionado abierta o tímidamente, por activa o por pasiva, en la lógica de la guerra sucia contra el gobierno bolivariano.
El doble papel de servir a las campañas electorales al tiempo que se hacía el servicio a Estados Unidos irradiando la imagen negativa de Venezuela ha sido la tónica dominante en la política española.
Pero en estos momentos hay elementos que indican que el gobierno español ha asumido un papel mucho más activo en la guerra sucia contra Venezuela y especialmente, como ya hizo en su día con Cuba, para influir en los gobiernos europeos. Ha aumentado la frecuencia de los pronunciamientos contra el gobierno bolivariano, ha subido el tono y se ha convertido en el portavoz de las tesis golpistas de la oposición venezolana, los medios de comunicación españoles han radicalizado su campaña tóxica y, en general, unos y otros están reproduciendo punto por punto la propaganda estadounidense.
Todo apunta a que los principales actores políticos españoles están cumpliendo el encargo de crear las condiciones para que tanto la opinión pública española como la europea sean favorables a una intervención armada. Baste como ejemplo las declaraciones del dudosamente democrático expresidente Felipe González afirmando que no se debe celebrar una Asamblea Constituyente en Venezuela. Un exmandatario que no puede ocultar sus excelentes relaciones e intereses compartidos con la oligarquía venezolana y que no ha dudado en hacer causa común con el expresidente Aznar en contra del gobierno bolivariano6.
En el caso de Estados Unidos es evidente que en la actual escalada bélica, doblegar a Venezuela es un objetivo priorizado si se valora uno de los posibles escenarios previstos por los think tank: Una conflagración con otras potencias con equivalente potencia militar como Rusia. Para este escenario se presenta como necesario recuperar zonas de influencia y control de fuentes de energía y abastecimiento, a saber, el considerado por los políticos estadounidenses “patio trasero latinoamericano”.
Venezuela es una pieza clave desde esta perspectiva ya que la propia página oficial de la CIA señalaba, en el año 2015, que Venezuela era el país con más reservas de petróleo comprobadas en el mundo (18 % del total), y por supuesto con grandes reservas de gas, recursos hídricos y minerales raros.
Hay otro factor importante que nunca veremos reflejado en ningún análisis de los tanques pensantes y es que también en Venezuela se encuentran hoy en día importantes recursos morales: la defensa de su soberanía e independencia política, la integración regional basada en criterios de cooperación, el apoyo a las causas justas como la Palestina, un proyecto de igualdad y justicia social de carácter socialista… Podríamos decir que después de la resistencia heroica de Cuba, el testigo ha sido tomado por los venezolanos.
Todos los datos objetivos señalan que desde hace tiempo se ha puesto en marcha la guerra sucia contra Venezuela, que con el presidente estadounidense B. Obama apretó el acelerador y con Donald Trump continúa cumpliendo el plan trazado de la intervención. En abril de este año el almirante estadounidense jefe del Comando Sur, Kurt Tidd dijo ante el Comité de Servicios Militares del Senado de Estados Unidos que la situación en Venezuela estaba empeorando y que esto podría desencadenar una “crisis humanitaria que requeriría una intervención a nivel regional”, después tuvo que aclarar que no estaba hablando de una intervención militar pero no cabe duda de que sus palabras avalan lo que la oposición denomina Hora Cero para Venezuela.
La resistencia del pueblo venezolano defendiendo su democracia a pesar de la guerra económica, el no haber conseguido quebrar al ejército bolivariano, los repetidos intentos del gobierno de Nicolás Maduro por abrir cauces de diálogo y su propuesta de Asamblea Constituyente como estrategia para derrotar pacíficamente a la oposición golpista, han acelerado la hoja de ruta de la intervención que responde, con grandes similitudes a la que se dio en Chile previo al golpe de Pinochet, a las siguientes pautas : 1.-aumentar el nivel de violencia y provocación tanto de la Asamblea Nacional en desacato como de los grupos paramilitares que actúan en las calles, 2.-conformar un gobierno paralelo legitimado por organismos internacionales controlados por EEUU y por países afines, 3.- conseguir una masa crítica con el plebiscito fraudulento del 16 de julio, 4.- obstruir y sabotear la administración pública para colapsar la prestación de bienes y servicios, 5.- aumentar la presión económica y financiera hasta reventar definitivamente la economía, 6.- campañas sistemáticas de desinformación, post-verdad y fake news , 7.- preparar huelgas y paros en servicios, transporte y sector petrolero, 8.- boicotear la entrada en el país de alimentos y medicinas, paralizar las importaciones, 8.- incrementar las noticias sobre violación de DDHH, crisis humanitaria etc., 9.- crear un gobierno de transición con el reconocimiento de la OEA y algunos gobiernos europeos, especialmente el español.
No se trata de una nueva forma de Guerra sucia. Tanto la secuencia de los acontecimientos como el tipo de acciones ya se han aplicado repetidamente en el entorno latinoamericano: golpes de Estado, intervenciones militares, financiación de paramilitares, opositores y contrainsurgencia, guerra sicológica, golpes blandos, intervención humanitaria… El protocolo de aislar, demonizar e intervenir sigue cumpliéndose con distintos niveles de complejidad. La diferencia es que la resistencia del pueblo venezolano está obligando al imperialismo a complejizar y diversificar las formas de intervención.
Si en el caso de EEUU parece claro los intereses que están detrás y por qué se está priorizando la agresión a Venezuela ¿Qué mueve al gobierno español a sumarse tan activamente a este plan bélico? Basten algunos datos para argumentar que, dado que en estos momentos no hay elecciones a la vista, las razones hay que buscarlas en otro lado.
Tras la incorporación de España a la OTAN en 1982 se firmó el Convenio de Cooperación para la defensa (1988), con varias ratificaciones y enmiendas, que desembocaron en el impulso de la Nueva Agenda Trasatlántica (1995), el reforzamiento de las relaciones bilaterales a partir del 2001 cuando se firmó con la Secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright, una Declaración Conjunta que supuso un salto cualitativo en las relaciones bilaterales profundizándose nuestra dependencia de EEUU no solo a nivel político, sino también en el ámbito de la defensa y la seguridad, en materia de cooperación económica y financiera, científica, industrial, tecnológica y cultural.
A partir de la presidencia de Obama y después de un pequeño enfriamiento por la retirada de las tropas españolas de Irak, las relaciones bilaterales con Estados Unidos se volvieron a intensificar. Se produce el encuentro de Rajoy y Obama en Washington (enero 2014), viajes continuos de distintos ministros, viaje oficial de los Reyes, visita del secretario de Estado John Kerry y el secretario de Defensa Ashton Carter a España, etc.
El propio Ministerio de Asuntos exteriores afirma en su página web que se trata de un aliado con el que “pocos países en el mundo tienen unos vínculos históricos, culturales y lingüísticos tan fuertes y con el que compartimos los mismos valores democráticos e intereses geoestratégicos”7. Cualquiera que sepa leer entre líneas verá que la relación entre un país como España sin recursos naturales significativos, con un endeudamiento exterior que sobrepasa el PIB, con una alta dependencia de recursos energéticos, etc. No puede ser una relación entre iguales sino una relación subordinada y dependiente.
Para Estados Unidos acabar con el gobierno venezolano tiene rango de política Estado, forma parte de la Guerra Mundo que la administración estadounidense explicita como “defender los intereses norteamericanos en cualquier parte del mundo” Un imperio por muy decadente que sea, o por muy disminuido que esté su poder, no puede hacer otra cosa que extender la guerra para mantener su hegemonía. Por otro lado, el imperialismo no es sino la forma que adopta la expansión capitalista y en estos momentos Venezuela constituye uno de sus más importantes obstáculos. La guerra que se libra contra Venezuela es pues una guerra que nos compete a todos ya que es sólo una de las partes más visibles de la Tercera guerra mundial que ya está en marcha.
En el caso del gobierno y el Estado español su posicionamiento activo y beligerante a favor de la hoja de ruta estadounidense forma parte del servilismo, la incapacidad y subordinación de nuestra clase política.
En esta guerra contra el pueblo venezolano y su gobierno no cabe la equidistancia, ni la neutralidad, ni las buenas intenciones. Sólo cabe desenmascarar y denunciar el papel de España, y apoyar los esfuerzos heroicos de un país por defender su independencia y soberanía que en estos momentos ha de ser la bandera que nos una a todos contra el imperialismo.

*Doctora en CC. Políticas y Sociología, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, miembro del Foro Contra la Guerra imperialista y la OTAN. Julio 2017

 Ángeles Diez*
 
   
 

jueves, 20 de julio de 2017

Chavistamente: ¡Oootra vez el chavismo!


Carola Chávez.─ Ellos tenían todo preparado, como preparan las cosas ellos: mucho marketing, mucho cartelito diseñadito con sus frases cursis y melodramáticas, con ese eterno llamado “de ahora si es verdad”, con sus cadenas de whatsapp, con sus señoras “manetas” con gorritas tricolor y koalas, siempre voluntarias para alimentar guarimberos, para cerrar calles sin gente, para servir como falsos miembros de mesa electoral… Tenían todo preparado, como ellos preparan las cosas, porque ese domingo era el domingo definitivo, decían.

Decían también, pero a lo interno, que de ese domingo solo necesitaban una foto. Una imagen impactante con miles de venezolanos en colas eternas, todos apuñuñados con bajo el inclemente clima, desafiando a esta cruel dictadura, tan cruel que les permitía hacer un plebiscito que no aparece en ninguna parte de la Constitución. La imagen lo era todo, una imagen que recorriera el mundo, que conmoviera a la “comunidad internacional”, el sueño húmedo de los apátridas. Una imagen, una solita, que vendiera la mentira de un pueblo entero movilizado contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Llegó el día: Más de 500 corresponsales extranjeros se acreditaron para la puesta en escena. Las mesas montadas, las señoras manetas, con sus gorritas, con sus koalas, con sus cadenitas con crucifijo de oro, ya ocupaban sus puestos en las mesas. Cada punto de votación con varias filas de sillas plásticas para hacer que las multitudinarias colas más llevaderas. En el punto que instalaron en la Universidad Central, el punto G del evento, para poder ordenar al gentío que esperaban, hicieron un pasillo serpenteante con barandas de metal quita y pon, de esas que se usan en la organización de eventos de masas ¡Luces, cámaras, acción!

Salieron temprano de sus casas y apartamentos a sus puntos cercanos. Salieron con espíritu libertario a “defender la Constitución” que con su voto estaban violentando. Salieron, llegaron, y votaron rapidito porque “chama vayan, aprovechen que no hay cola”, decían por whatsapp a sus amiguis que aun no habían salido. En un pase de Globovisión, estos ojitos almendrados vieron cómo tres mujeres nada atléticas, sorteaban la serpenteante baranda de la UCV cual pésimas corredoras de los 200 metros con vallas. Las desolada serpiente que debía canalizar un río de gente, ante la sequía de votantes, se convirtió en un incómodo obstáculo.

Para ese mismo día había un simulacro electoral convocado por el Consejo Nacional Electoral. Un simulacro sin mayor trascendencia. Una necedad del CNE porque la oposición está negada a participar en la Constituyente, así que era un simulacro para chavistas y todos sabemos que el chavismo ya no existe.

Pues ese chavismo inexistente salió de hasta debajo de las piedras. Yo llegué a mi centro electoral, en el corazón de un municipio gobernado por Primero Justicia, y me encontré con la sorpresa de un Punto Rojo que era una fiesta, no dejaban de llegar chavistas de todos los rincones del municipio. Una vaina loca porque, debo confesar, de alguna manera, entre tantos trancazos, especulación, acaparamiento; entre tantas amenazas, yo llegué a pensar que muchos compañeros podrían haberse bajado del barco, ¡y vaya cómo me equivoqué!

Todos los centros de votación habilitados por el CNE se desbordaron de gente, que no dejaba de llegar. Los centros del CNE tenían la foto que el antichavismo necesitaba y que no lograba. Los antichavistas, dominicales, sin un ápice de conciencia política, iban, los que iban, votaban, y se largaban a la playa, a la casa, a la pastelería a desayunar… Ninguno pensó en quedarse, aún viendo los puntos vacíos, tan siquiera para hacer bulto, para esa foto que no salió. Ellos, los que hablan de lucha, de calle sin retorno, ni quiera sacrificaron su domingo para montar la  escena que necesitaban.

Mientras tanto, el chavismo se sorprendía a si mismo regándose por las calles, manteniéndose en colas kilométricas durante horas, hasta más allá de la media noche, para simular un voto que haremos efectivo en dos semanas. Fuimos tantos y tan contundentes, que la agencia de noticias EFE, a falta de foto opositora, lanzó al mundo las imágenes de nosotros en nuestras colas, diciendo que eran colas de opositores. Era tan burda la mentira que luego fue discretamente desmentida, para que no se notara mucho.

Salimos en un acto de conciencia colectiva que sorprendió hasta nuestra dirigencia, a algunos hasta las lágrimas emocionadas. Salimos y nos encontramos intactos, enormes, invencibles, como Chávez. Otra vez el pueblo chavista crecido, firme, como cada vez que nos amenazan. Y es que la oposición no aprende y se empeña en echarle leña a este fuego ardiente.

La oposición nos veía sin querer vernos, veía sin querer ver las sillas vacías en sus puntos cerrados a las 4 de la tarde, porque estaban vacíos desde las 3. Sabían, sin querer saber, lo que ese domingo había pasado y esperaban alguna pista del Psuv, alguna victoriosa cifra de participación, para ellos entonces anunciar la suya superándonos. Pasada la media noche, sin cifra chavista que les diera una pauta, cuando menos ruido hiciera, anunciaron siete mágicos millones de votantes. Un acto de prestidigitación electoral que el ex rector Vicente Díaz, en un alarde de pueril torpeza que pretendió ser una alabanza, desnudó el engaño: “7,2 millones en 14 mil mesas, lo máximo obtenido previamente fue 7,5 MM con 45 mil mesas. Impresionante!” -dijo, “impresionante” cuando la palabra adecuada era “imposible”.

Era tan imposible, que semejante victoria no fue celebrada por nadie. No fuegos artificiales como en diciembre de 2015, ni cornetazos, ni cacerolas. No hubo ni sonido de grillitos. El antichavismo había visto a Rondón ese día y se sabía perdido. Y eso que lo que vieron fue solo la puntica.

Entonces el desespero, los trancazos furibundos en sus urbanizaciones, más violencia y más muertes espantosas, más amenazas. Entonces Trump y la injerencia que los apátridas aplauden. “Ojalá bloqueen a Venezuela para que se jodan los chavistas” -dicen unos bolsas en El Cafetal que lloran y maldicen cuando no consiguen galletas Oreo.

Amenazas y promesas de perdonarnos la vida si retiramos la Constituyente, en un tira y encoge de quienes, 18 años después, aún no entendieron nada y siguen echándole leña a este fuego ardiente del chavismo, a esta llamarada de Chávez, a este “ardimiento” que nunca se apaga.

La mejor virtud de la oposición es que, por no querer darnos descanso, nos acostumbraron a no cansarnos. 
 
 
 
 
 

martes, 18 de julio de 2017

Javier Couso desmonta el doble rasero con el que la UE trata a Venezuela


*

 Javier Couso desmonta el doble rasero con el que la UE trata a Venezuela


 Intervención en la Subcomisión DROI (Derechos Humanos) del Parlamento Europeo de Javier Couso, eurodiputado de Izquierda Unida, acerca de la situación de los derechos humanos en Venezuela





Michel Collon - La OTAN es una asociación de criminales



*

 Michel Collon - La OTAN es una asociación de criminales

 Michel Collon es un escritor, periodista e historicista belga fundador del colectivo independiente Investig’Action.


Comienza su carrera en el semanal belga Solidaire, El periódico del Partido del Trabajo de Bélgica.
Continúa trabajando de forma independiente escribiendo libros, haciendo películas y un boletín de internet distribuído a 100.000 suscriptores.

Es miembro del Consejo Asesor del Centro Telesur América.

En 1999 protesta en contra de la intervención de la OTAN en Kosovo y despliega en 2002 una red de observadores civiles en Yugoslavia y en Irak.

En 2005 participa en el Eje “anti-imperialista” para la conferencia de paz organizada por la Red Voltaire.

Es co-autor de la película documental Los condenados de Kosovo en la guerra llevada a cabo por la OTAN en Yugoslavia y entres sus publicaciones destacan Bush le cyclone (2006), Les 7 péchés d’Hugo Chavèz (2009) e Israël, parlons-en !(2011).


 Sputnik Mundo. Daniel Trujillo: "La OTAN se quita la máscara y se pone al lado de los nazis"

Es lo que sostienen muchos internautas al comentar un vídeo que acaba de publicar la Alianza Atlántica en su cuenta de Twitter. La obra presenta como héroes a los colaboradores de los nazis que actuaron en los países bálticos durante la Segunda Guerra Mundial y después, hasta finales de los años 50.

Según el vídeo, esas personas no eran más que unos valientes quienes tomaron las armas para hacer frente a una Unión Soviética agresiva.

Esta interpretación de los hechos provocó indignación no solo en las redes sociales. La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, recordó que se trata, en realidad, de unos verdugos quienes cometieron más de 3 mil atentados y, utilizando los métodos de tortura más escalofriantes, asesinaron a miles de civiles inocentes. Asimismo, acusó a la Alianza Atlántica de tergiversar la historia y no respetar los dictámenes del Tribunal de Núremberg.

"Calificar a esas personas como luchadores por la independencia de sus países es una farsa", dijo a Radio Sputnik el historiador español Daniel Trujillo Sanz, al indicar que "esos partisanos eran claramente  pronazis" y "luchaban contra las tropas soviéticas cuando estos estaban liberando a los países bálticos de Alemania".
   "Esto es simplemente un paso más para profundizar el proceso revisionista infame que está teniendo lugar en todos los países de la OTAN", constató el historiador.





Daniele Ganser, Gabriel Galice, Hans von Sponeck


La prensa mainstream se empeña en presentar la OTAN como una alianza militar puramente defensiva obligada a enfrentar la amenaza de una Rusia cada vez más agresiva. En el semanario suizo 'Horizons et débats', tres personalidades europeas resaltan que la verdadera amenaza para la paz mundial proviene precisamente de la OTAN y detallan las razones que hacen de la alianza atlántica un bloque militar belicista, por demás al servicio de intereses espurios.

La OTAN está concentrando grandes cantidades de efectivos y armamento a las puertas de Rusia. Queremos expresar nuestra inquietud ante la propaganda que deforma la realidad sobre las amenazas que se ciernen sobre la paz.

 Esa propaganda insidiosa inventa enemigos imaginarios para justificar el excesivo aumento de los gastos militares, la conquista de territorios o de «mercados», así como las acciones tendientes a apoderarse del control del aprovisionamiento en recursos energéticos y a imponer constantemente nuevas limitaciones a la democracia.
¡No! ¡Rusia no es el agresor, ni tampoco amenaza los países bálticos, Polonia o Suecia! Cuando desaparecieron la URSS y el Pacto de Varsovia, Estados Unidos y sus aliados cometieron la estupidez estratégica de no refundar el sistema internacional de seguridad. ¡Relegaron al olvido la Carta de París (1990) que prometía la paz a Europa!

En su libro 'The Grand Chessboard: American Primacy and Its Geostrategics Impertives', Zbigniew Brzezinski planteaba en 1997 la interrogante de saber si había que integrar a Rusia en la OTAN y en la Unión Europea. Y acababa poniendo la seguridad táctica por encima de la paz estratégica, aunque preveía que ello provocaría reacciones de parte de Rusia.
 
 Brzezinski aconsejaba la integración de Ucrania, uno de los 5 «ejes geopolíticos» de Eurasia, a la OTAN y la Unión Europea. En 2010, Charles A. Kupchan, profesor en la Georgetown University, proponía integrar los rusos a la OTAN.

Olvidando que en el momento de la reunificación alemana Estados Unidos había prometido a los rusos que no extendería la OTAN hacia el este, los occidentales constantemente empujaron hacia atrás, cercaron y humillaron a los sucesivos dirigentes rusos. 

Independientemente de lo que podamos pensar del régimen ruso, el principal defecto de Vladimir Putin ‒y el de muchos países del mundo‒ a los ojos de los occidentales es que no se pliegan a los deseos hegemónicos de Occidente.

Después de la ilegal guerra contra Irak, el aumento de la cantidad de países miembros de la OTAN y la expansión de su área de acción, el derrocamiento del régimen de Kadhafi en Libia y posteriormente el golpe de Estado en Ucrania fueron las líneas rojas que dieron lugar a las respuestas de Rusia y China, que ya habían constituido la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) luego de la primera ampliación de la OTAN. 


Fue sólo después de las operaciones contra Libia y en Ucrania y del apoyo de Occidente –a partir de 2006, según Time Magazine (edición del 19 de diciembre de 2006)– a los "rebeldes" que trataban de derrocar el régimen sirio, que los rusos respaldaron la autonomía de Crimea e intervinieron militarmente en Siria.

Aunque está más que comprobado que la CIA supervisó en Francia la elección presidencial de 2012 y que la National Security Agency (NSA) espía en todas partes a empresas, organizaciones e individuos, la moda actual consiste en atribuir a los dirigentes rusos una injerencia indirecta en las elecciones estadounidenses, francesas y alemanas.

Los países de Europa acentúan su alineamiento tras la política exterior de Estados Unidos, incluyendo sus sanciones contra Rusia. El presidente francés Francois Hollande completa la reintegración de Francia al mando militar unificado de la OTAN, ya iniciada por su predecesor Nicolas Sarkozy.

¿Y los países neutrales? Suecia reinstaura el servicio militar obligatorio, precisamente en el momento en que la televisora Arte transmite un reportaje titulado 'Guerra fría en el Gran Norte'. El estado mayor sueco ya realizaba maniobras en coordinación con la OTAN y Estados Unidos y lo hacía a espaldas del gobierno del primer ministro Olof Palme, quien se pronunciaba a favor de la distensión… lo cual le costó la vida.
  


¿Es acaso una muestra de neutralidad la adhesión de Suiza a la "Asociación para la Paz" de la OTAN? Daniele Ganser cita al ex secretario de Defensa estadounidense William Perry quien declara:
«La diferencia entre la adhesión a la OTAN y a la Asociación para la Paz es más tenue que una hoja de papel.»
De hecho, aviones de guerra suizos ya vuelan sobre el Báltico junto a los cazas de la OTAN.
No, la OTAN, convertida en una alianza ofensiva, no garantiza nuestra seguridad.

Fuente: Zeit Fragen (Suiza)




sábado, 15 de julio de 2017

Patricia López: “Esto se resolverá cuando haya un juez que les procese a todos”


 

Patricia López: “Esto se resolverá cuando haya un juez que les procese a todos”


La PERIODISTA Patricia López habla de ‘periodistas’ como parte de una organización criminal, de un entramado político-mediático-policial (y aunque ella no lo especifica en este caso, también judicial), de un vertedero de la ética y la decencia: de las cloacas del Estado. 


Unas cloacas que tienen una parte bien visible en el exterior, que no es otra que la de los medios que se dedican a reescribir la realidad al servicio de los corruptos.


 Una realidad que no tiene nada que ver con la verdad, con lo que está ocurriendo de hecho, pero que es la que va a quedar en el consciente y en el subconsciente del espectador, y es la que valdrá para explicar el entorno y cerrar el círculo.


Patricia no se esconde, y utiliza nombres concretos, algunos muy evidentes para la mayoría y otros no tanto, desde Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta hasta Susanna Griso y Antonio García Ferreras. Cada cual con su grado de responsabilidad, pero todos implicados sí o sí en la desinformación pública.


También quedan otros nombres en el aire, algunos casi intocables en este lodazal tan bien alimentado de desechos. Tan complejo, con tantas ramificaciones, deudas, compromisos, ataduras y conveniencias. Tan sucio y tan incómodo de afrontar.


Por eso, por responsabilidad y agradecimiento hay que tomarse un tiempo para escuchar lo que tienen que decir aquell@s periodistas que se juegan el trabajo, la libertad y hasta la salud para informar de verdad. Para que sepamos dónde vivimos.


Gracias, Patricia.

 Las cloacas en el diván: del periodismo a la pantalla



*

 Patricia López y María Avizanda




Barcelona'92: ni ETA, ni yonkis, ni gitanos


B92
 
  La historia chunga de las olimpiadas que nunca te habían contado


25 años de Barcelona'92. 22 medallas, exitazo deportivo y también exitazo de promoción por primera vez en la historia —con permiso del grisáceo mundial 82— de eso que llaman marca España.
No todo fue como nos han contado. Para empezar, el comité organizador tenía miedo.


En septiembre del 89, Juan Carlos I había reinaugurado el Estadi Olímpic de Montjuïc, donde habrían de comenzar los Juegos del 92. Bastó su intervención envuelta en silbidos para que las autoridades tuvieran claro que aquello no iba a ser una apacible postal. Y no solo por las decenas de independentistas que aquel día lucían el mensaje 'Freedom for Catalonia'.


Era el comienzo simbólico de la Operación Garzón.




De fondo, Terra Lliure. La organización que reivindicaba la soberanía de los Països Catalans se estaba escindiendo en dos. Una parte de sus militantes renunciaba a las armas y entraba en la órbita de Esquerra Republicana; otra seguiría en TL pero con una capacidad efectiva cada vez más cercana a lo testimonial. 


 La tensión, sin embargo, fue en aumento desde aquellos pitos al rey. Era fácil rastrearla en algunas localidades con fuerte tejido independentista, como Banyoles en Girona. 


Allí la Diada del 91 se convirtió en una gran trifulca entre manifestantes y policía, los disturbios se repitieron en la celebración de la Copa de Europa del Barça al año siguiente y la antorcha olímpica, a su paso por la ciudad, fue escoltada por tanquetas de la Guardia Civil


A la preocupación de la organización se unía el poderío ofensivo de ETA. La organización vasca llegó al año olímpico en un crescendo de víctimas mortales: 18 en el 89, 25 en el 90 y 46 en el 91. El 29 de marzo del 92 llevaba ya 18, pero ese día ETA fue descabezada por primera vez en la historia. 


Su dirección — Txelis, Fitipaldi y Pakito— fue detenida en un chalet francés.


La seguridad de la Olimpiada parecía salvada, o eso creímos todos hasta que hace cinco años Rac1 desvelaba, contando con fuentes gubernamentales, que la policía localizó y desactivó un temporizador que presuntamente ETA habría colocado meses antes de los Juegos en el techo del Palau Sant Jordi


La seguridad de la Olimpiada parecía salvada, menos para el juez Baltasar Garzón. A menos de un mes de la Olimpiada, comenzaba la operación que policial que bajo su dirección se saldó con 45 detenidos en Catalunya y Valencia. A pesar de que mediáticamente estaba dirigida contra Terra Lliure, la Operación Garzón contó con registros en sedes de otras organizaciones como ERC, el Moviment de Defensa de la Terra e incluso la revista El Temps o el diario El Punt


De los 45 detenidos, tres eran de Banyoles —la localidad 'problemática' que además iba a ser subsede olímpica para remo— y 15 iniciaron un proceso legal por torturas. La mayoría denunciaron haber sufrido prácticas como la colocación de una bolsa en la cabeza, la inmersión en bañera y el uso de electrodos sobre el cuerpo.


 Algunos, como el periodista Carles Buenaventura incluso dijo haber recibido, en comandancia de la Guardia Civil y bajo insultos y golpes, órdenes de cantar 'hala Madrid'.


 

Garzón no quiso investigar las presuntas torturas. En 2004 el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, por unanimidad, condenó a España por no abrir esa investigación.


 Las Olimpiadas fueron el éxito de seguridad que querían las autoridades, aunque a costa de un repunte en la represión que llevó a que incluso en la ceremonia de inauguración se requisaran banderas estelades a parte del público y hasta a miembros de La Fura dels Baus, participantes en el propio evento. 


Amigos para siempre quedó en el imaginario popular como la canción de aquel verano barcelonés, aunque por el camino se desecharon otras dos opciones: Peter Gabriel y Angelo Badalamenti con David Lynch. No fueron los únicos descartes.


La organización pensó en Camarón de la Isla. En el proyecto original el de San Fernando iba a cantar mientras Cristina Hoyos bailaba. Finalmente solo sucedió lo segundo.


 El entonces presidente del Consejo Superior de Deportes Javier Gómez Navarro dijo: "A Camarón se le desestimó porque era drogadicto, eso lo sabía todo el mundo".


El genio del cante jondo José Monge Cruz murió tres semanas antes de la ceremonia de Barcelona'92. 





Tampoco la mascota tuvo una única versión. Hablamos de Cobi, claro. Cuando se dio a conocer, la creación de Javier Mariscal despertó numerosos recelos y chanzas en la opinión pública. Un perro cubista, defendía la organización. Un chucho espachurrao, se escuchaba en la calle


Pero Cobi no estaba entre las propuestas originales del propio Mariscal: una gamba —hoy en el Paseo Colón de la ciudad—, Petra -la versión femenina de Cobi que acabó siendo mascota de las Paraolimpiadas- y Palmerito, a quien el diseñador definía como "una palmera con aspecto de negrito punki".


La organización fue guiando y dio pautas: que se asemejara a un gos d'atura para evidenciar cercanía con Catalunya y también que fuera una figura a la que fácilmente los niños pudieran cogerle cariño.  


Mariscal acabó transando, porque él mismo reconoció que quería que Cobi estuviera vestido, que fuera dinámico y que tuviera sentimientos. Mariscal de hecho diseñó un montón de cobis, alguno de ellos con cara triste y llorando por primera vez en la historia de las mascotas olímpicas. 


También, en base a patrocinadores, Cobi iba a ser la primera mascota que bebía cerveza.

No queda ahí la cosa. "El color original era más gitano, no tan clarito", reconocía Mariscal.





Sí, a Cobi lo blanquearon y los juegos de Barcelona'92 salieron muy bien. Oficialmente hablando, claro.










Otra vez esperando a Trump julio


Ricardo Alarcón de Quesada.─ Es grande la expectativa por conocer lo que dirán exactamente las nuevas regulaciones que serán aplicadas para dar cumplimiento a la Directiva que firmó Donald Trump el pasado 16 de junio para intensificar el bloqueo contra Cuba en un burdo espectáculo realizado en Miami. Han sido tres semanas de comentarios y especulaciones en los que no pocas veces se soslayan aspectos fundamentales y es frecuente tropezar con fórmulas apegadas a las “pautas informativas” que quiere Washington. Como cuando se insiste en hablar de la prohibición a las transacciones con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas y al Ministerio del Interior pero nada se dice de la extensión de semejante prohibición, que también está en la Directiva, al conjunto de la sociedad cubana. Ahora se afirma que la OFAC (Oficina para el control de bienes extranjeros del Departamento del Tesoro, instrumento clave de esa política) dará a conocer las mentadas regulaciones el 15 de septiembre y para aumentar el interés se acompaña el dato con un reloj digital que va descontando los días, horas, minutos y segundos que nos acercan a esa fecha.
Han sido tres semanas también de diversas manifestaciones de rechazo por nuestro pueblo y también de la amplia solidaridad internacional que incluye a muchos estadounidenses, entre ellos sectores empresariales, académicos y políticos.

Enfrascados en disquisiciones acerca de la imaginaria “normalización” de las relaciones supuestamente intentada por Obama, el chabacano manotazo de Trump incorporó nuevos elementos de confusión al debate.

Conviene una pausa de reflexión antes que se produzca otra noticia desde la capital norteamericana que enrede aún más el análisis. Porque esa noticia tiene un plazo fijo: tiene que producirse, a más tardar, el 16 de julio, es decir, antes de que termine esta semana.

Ese día, el 16 de julio, vence el término para la suspensión de la posibilidad de recurrir ante los tribunales norteamericanos, conforme a la Ley Helms-Burton, que desde 1996 reconoce ese derecho a quienes fueron expropiados por la Revolución incluyendo a los que entonces no habían adquirido aun la ciudadanía estadounidense y que, según el Departamento de Estado, serían más de 200 mil demandantes.

Si tal cosa ocurriese, provocaría numerosos pleitos con los inversionistas extranjeros pero además crearía un inaudito caos judicial ante las reclamaciones que pudieran presentarse y a cuya preparación, por cierto, se han dedicado, desde aquel año, algunos abogados de Miami involucrados en la redacción de dicha Ley.

Ante la protesta de la Unión Europea fue introducida la cláusula que permite al Presidente de Estados Unidos dejar en suspenso la posibilidad de reclamar ante los tribunales por un período de seis meses. Durante más de veinte años, Clinton, W. Bush y Obama, aplicaron la suspensión. Ahora le toca a Trump.

Actuar como sus predecesores parecería ser lo que aconseja la lógica y el sentido común pero esas son cualidades que no siempre guían al actual inquilino de la Casa Blanca y ello alienta a algunos que buscan hacer regresar a Cuba al pasado y convertir a los tribunales yanquis en instrumentos para el odio y la venganza.

Otra vez estamos a la espera de Trump.

En cualquier caso, si no lo hace ahora, le quedarían por delante varios plazos semestrales para sembrar el caos antes de concluir su mandato. Así será mientras la infame Ley no sea derogada completa y definitivamente. 
 
 
 
 

viernes, 14 de julio de 2017

Rusia denuncia uso de menores en violencia de derecha venezolana


 
Rusia denunció hoy el empleo de menores como escudos humanos en las acciones violentas protagonizadas por la derecha venezolana y el paso a la realización de ataques armados contra la Guardia Nacional (GN).


Tras reiterar el llamado de su país al diálogo y a evitar la injerencia foránea en los asuntos internos de Venezuela, la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, exhortó a dejar a un lado la lógica de la violencia para evitar un mayor derramamiento de sangre.


Vemos la salida de la crisis política en el país suramericano mediante un diálogo pacífico entre todas las partes, sin decisiones unilaterales ni una injerencia destructiva desde afuera, apuntó.


Respecto al empleo por la ultraderecha venezolana de niños en sus acciones violentas, Zajarova aconsejó remitirse a una declaración en ese sentido realizada por la Unicef, contraria a esa práctica para sacar dividendos políticos individuales, acotó.


La diplomática rusa llamó a abstenerse de posiciones que lleven a un enfrentamiento frontal entre el gobierno y los opositores.


Consideramos totalmente inadmisible el hecho de involucrar a menores en las acciones de violencia de la derecha en la nación latinoamericana, declaró.


Llama la atención la complicidad de los medios de prensa conservadores venezolanos que en el caso de un ataque dinamitero contra miembros de la GN, con saldo de siete heridos graves, crearon condiciones para firmar el suceso desde una posición segura, sin poner sobre aviso a las autoridades, acotó.


Preocupa la actitud de la derecha venezolana de propiciar un escenario de desestabilización permanente, sin vuelta atrás, con acciones para provocar el caos y pasar de la confrontación política a la armada, apuntó la portavoz.


Además, la diplomática se refirió a los intentos de la derecha de organizar, de forma ilegal y al margen de decisiones de la Corte Suprema, un plebiscito este domingo en un intento por legitimar sus acciones desestabilizadoras y de crear estructuras paralelas al poder constitucional.


Resulta alarmante y peligroso el llamado de la derecha para que los militares se abstengan de acatar las órdenes de sus superiores y realicen actos unilaterales contra el Gobierno.


Al mismo tiempo, Zajarova afirmó que Rusia saluda la salida de prisión para ponerlo bajo arresto domiciliario del opositor Leopoldo López, cuyo encarcelamiento respondió a su responsabilidad en la organización de actos violentos en Caracas y otras ciudades, con saldo de decenas de muertos.


Sin embargo, consideró, tal gesto de buena voluntad del gobierno venezolano no encuentra una reacción positiva de la extrema derecha en la nación suramericana.


La mediación desde el exterior solo puede realizarse por acuerdo del gobierno y la oposición. Los intentos de presionar desde afuera son totalmente inadmisibles.


Consideramos totalmente sin sentido los intentos de aplicar en Venezuela de un escenario de las llamadas revoluciones de color, dirigidos a desestabilizar el orden interno en ese país y empeorar la situación de sus ciudadanos, afirmó la vocera.







¿Son disidentes quienes piden genocidio para los cubanos?


Norelys Morales Aguilera.─ Los llaman en los medios "disidentes", "luchadores por los derechos humanos" y a sí mismos, se denominan "patriotas". Si esto fuera así antes que los intereses de una potencia extranjera, Estados Unidos, o los suyos propios, estas personas pensarían de veras en sus coterráneos. Por ejemplo, uno entre miles, tomarían en cuenta a los niños que no pueden recibir un citostático producido en un laboratorio estadounidense debido a las leyes del bloqueo, que las administraciones estadounidenses y su congreso, denominan embargo.

Es triste, que los mal llamados disidentes actúen de conformidad con sus patrocinadores y financistas que desde 1960 hacen todo lo posible, para “debilitar la vida económica de Cuba, negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación  y el derrocamiento  del  gobierno”, tal y como propuso el entonces sub secretario de Estado Lester Mallory, el 06/04/1960.

Es desconcertante que los medios y sus supuestos analistas, que en buenas cuentas son propagandistas del liberalismo, ignoren el lastre de las políticas de Estados Unidos sobre la economía cubana, achacándola simplemente al sistema socialista, que resulta ser el responsable de cualquier privación de los cubanos. Por supuesto, que también silencian la persecución a las iniciativas del comercio internacional de la Isla, y el repudio internacional al bloqueo, como queda demostrado año tras año en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Tiene que haber algo más detrás de esos supuestos disidentes que han solicitado por escrito al presidente Donald Trump que mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero sobre los cubanos, bloqueo que clasifica como un acto de genocidio, en virtud del inciso C del artículo II de la Convención de Ginebra para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y, por otro, como acto de guerra económica, de acuerdo con la establecido en la Declaración relativa al Derecho de la Guerra Marítima adoptada por la Conferencia Naval de Londres en 1909.

Algo se le escamotea a la opinión pública, detrás de una carta a la Unión Europea donde se oponen a la reciente votación del Parlamento Europeo, donde fue aprobado el acuerdo de entendimiento entre la Unión Europea y el gobierno cubano, dándole entierro a la criminal Posición Común europea, adoptada en 1996 a propuestas del español José María Aznar, que perseguía idénticos fines que la guerra económica impuesta por el gobierno estadounidense.

La buena noticia es que cada vez se ven más comentarios en las redes sociales respecto a estos sujetos, donde los llaman vividores y los descalifican para representar al pueblo cubano, que gracias a su astucia y resistencia, ha sorteado décadas de bloqueo, que con Trump no lo harán menos.

Tal vez muchos más comprendan que, cualquiera de esos personajes, se ajusta más a la definición de quien "realiza cualquier clase de trabajo por una retribución, generalmente económica, o que trabaja con el único interés de ganar dinero", o lo que es lo mismo, mercenarios.